A prácticamente todos, cuando pensamos en comprar un coche, se nos viene a la cabeza, adquirirlo para quedárnoslo siempre. Sin embargo, nos pasa que, a los dos, tres o cuatro años, empezamos a mirar nuestro coche con peores ojos viendo las novedades del mercado. Siendo así, pagar la letra cada vez se nos hace más pesado. Y de este problema, surgió la magia del Renting para particulares. Conócelo antes de comprar tu coche.

Renting para particulares que quieran disfrutar siempre de coche nuevo

Siempre se ha pensado que el renting era solo para empresas. Y, aunque inicialmente se creó para cubrir sus necesidades, poco a poco se fue descubriendo que el renting también podía cubrir las expectativas de un particular.

El renting te permite alquilar un coche durante un periodo determinado de tiempo. Al acabarse, tu puedes decidir si quedarte con el coche y pagar la parte restante del valor del vehículo o cambiarlo por uno nuevo.

Es importante que tengas en cuenta que hay dos tipos de renting: el fijo y el flexible.

El renting fijo, conlleva una cuota más baja. Eliges el coche que te gusta, se fija la cuota y el plazo, y todo el resto lo hace la empresa: mantenimiento, tareas administrativas, etc. Este tipo de renting recibe su nombre por la rigidez en las cláusulas que se fijan al inicio. No se puede romper el contrato antes de tiempo.

En su lugar, para evitar esa rigidez, se creó el renting flexible. Este  tipo de renting te permite cambiar de coche cuando quieras, las veces que quieras e, igualmente te permitirá adquirir el vehículo si al final decides a quedarte con él.

¿Y el mantenimiento? Efectivamente, el renting flexible también se ocupa del mantenimiento del coche y otras tareas administrativas que a veces incluyen el propio seguro.

¿Dónde puedo contratar renting para particulares?

Prácticamente todas las empresas de automoción tienen la opción de renting para particulares, aunque, como comprenderás, si realizas un renting directamente con el fabricante, la cuota a pagar mensualmente será mayor que si lo haces con un Rent a Car, por ejemplo.

La razón no es difícil de imaginar. Los Rent a Car como MaaS, realizan compras constantes y de gran volumen a los fabricantes para satisfacer la demanda de sus clientes, que no siempre son particulares.

A veces son empresas que requieren de flotas amplias, por lo que realizan adquisiciones de gran volumen y los descuentos que obtienen por ello, permite a los Rent a Car ofrecer un servicio de Renting Fijo o Flexible a sus clientes a un precio mucho más competitivo.

Últimos consejos

Si no tienes muy claro qué opción elegir, te ayudamos.

Renting fijo:

  • Quieres probar un coche antes de decidirte por él definitivamente (cuota más baja)

Renting variable:

  • Quieres cambiar de coche frecuentemente
  • Necesitas acceder a un vehículo, pero no tienes claro por cuanto tiempo y quieres tener la posibilidad de cancelar cuando quieras.

¿A qué el renting es una opción muy interesante frente a la compra tradicional de un coche? Si ya estás lanzado, ¡contáctanos!

Open chat

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close